EL CAFÉ DE LOS VIERNES Y … EL DEPORTE Y YO

A propósito de mi último café una amiga me comentó lo curioso que era que me hubiera enganchado (de verdad) al deporte con el historial que yo tenía. Historial extenso que no exitoso. Entonces, pensando pensando, vi que me daba para un post. Miento, me da para varios post, pero creo que merece la pena el repaso. Por la cosa de no tirar la toalla, más que nada…

Pues ahí va mi larga lista de deportes.

Empecé con Gimnasia Rítmica. Era claro que no iba a ser mi futuro (aunque tuve unas mallas ideales). Sobre todo porque desde pequeña me ha encantado el chocolate, nunca he llevado el pelo largo como para hacerme un moño y las sombras de ojos me dan alergia.. Ah, y porque era menos flexible que un palo, también. Llegué a tener todos los complementos: cinta, pelota, aro.. hasta que llegaron las mazas. Las mazas eran para pros y llegado ese punto vi que no era lo mío.

Seguí con el Baloncesto más por tradición familiar que por otra cosa. Mi padre era una persona muy querida en el mundo del baloncesto aquí, en Palencia. Esa debió ser la razón por la que no me expulsaron del equipo. Puede que cuando el entrenador le comentó “no puedo con esta niña. No deja de comer magdalenas en el banquillo” haya sido (espero) la única vez que mi progenitor sintiera vergüenza de mi. Aún sabiendo que tampoco era lo mío, hace dos años me apunté al equipo de baloncesto de madres del colegio de mis niños. Ir recién comida y tomármelo (mucho) a cuchufleta me hizo abandonar en 2 meses. Aunque reconozco que me lo pasé muy bien.

Mi suspenso en gimnasia en 1º BUP para septiembre abrió en mi expediente deportivo una época de sequía bastante larga. Es verdad que yo era una vaga redomada y puede que algo de razón tuviera, pero … hombreeee!! gimnasia … !! Para septiembre… !! En serio .. ??!! Asi que, cuando ya de pollita nos dieron la opción de elegir Badminton pensé que podía estar bien porque parecía que no me tenía que mover mucho. Error! Es mucho más difícil de lo que parece. Lo peor es que desperdicié un regalo de reyes pidiendo la raquetita y la plumilla (creo que esos son sus nombres)

Llegué en la época del Aerobic a tope. Pero del aerobic de verdad: Mallas que te subían de la ingle a la cadera, calentadores y cinta en el pelo. Yo, con todos mis aderezos. Si eso no es estar motivada, que baje Dios y lo vea. Empecé con los videos de Cindy Crawford . Lo más dificil no era ni de lejos los ejercicios. Lo peor era lidiar con mesas, sillas, lamparas y, sobre todo, con una calefacción central. Cindy, cari, no era tan guay como parecía. Cuando esto mismo lo hice en un gimnasio, pese a que no era la más virtuosa (sobre todo cuando me venía arriba) la verdad es que era muy divertido.

La época del Rugby fue mundial. Como yo con mi amiga Raquelin al fin del mundo, nos enteramos que se estaba formando un equipo de rugby y ahí nos metimos. La verdad que físicamente dábamos bastante pena y nos llevamos mas tortas que panes, pero oye, el tercer tiempo con el equipo de los chicos era un puntazo y creo que pocas veces me he reído más. Lo mejor, desde luego, el ambiente que se respira, la deportividad del juego y lo divertido que es verlo. Si no has visto nunca ningún partido, te lo recomiendo.

En el medio hubo natación, squash, tenispadel (si Jose María Aznar lo hacía porqué yo no), Nordic Walking. No doy más detalles para no aburrir (aunque depende del éxito del post me plantearía hacer una segunda parte), pero el resumen es que no me ha gustado lo suficiente ninguno de ellos y que daba más lástima que otra cosa verme ejercitarme. Aunque también te digo que en todos me troncho de la risa.

Por tanto, te voy a decir lo que SI me ha enganchado y, por tanto, recomiendo:

  • Esquí: El rey de los deportes para mi. Lo aprendí ya de mayor. Parte de que me rechifle es que no me he pegado una galleta buena y que soy bastante intrépida y/o inconsciente. Pero de verdad te digo que no hay nada parecido a bajar esquiando una cumbre nevada. Eso si, si no te gusta, no te gusta. No sufras. Te lo cuenta mejor el marido de Nuria Roca en este post
  • Correr: No es por la fiebre del running hace mucho que corro, solo que no he tenido la constancia suficiente para que esto se convierta en algo habitual. Hasta este año. Este va a ser mi año y el 2018 el de mis retos. Sigueme de cerca porque te los voy a ir contando. Otra cosita, me sigue pareciendo que se me va a escapar un pulmon y ahi veces que no es que no lo disfrute, es que sufro más que una cosaca… Pero oye, que no lo dejo
  • Hitt: Llevo 9 meses practicandolo y estoy encantada. Es una serie de ejercicios de alta intensidad en muy poco tiempo.  Es como si alguien (el entrenador en este caso), viene preparado para darte una paliza y tu te dejas. La clase completa dura 25 minutos, pero no te llames a engaño. Creo que el minuto de cada plancha se te puede hacer más largo que una semana sin pan. Pero engancha. Masoquismo lo llaman algunos.

Y esto es. Por tanto y visto todo esto, mi resumen es que para que pueda “triunfar” en un deporte se tiene que dar tres requisitos: que no tenga a nadie enfrente, que no necesite una pelota que pasar a nadie y que disfrute aunque por dentro esté que me muera.

¿Y tú? ¿ Me cuentas tu historial?

2 Replies to “EL CAFÉ DE LOS VIERNES Y … EL DEPORTE Y YO”

  1. JAJAJAJAJA. No dejas de hacerte reir Cristina!! La de deportes que has practicado!! Yo pocos, la verdad. En el cole voleibol (en español se escribe así?), natación un tiempo por problemas de espalda, running de vez en cuando, y padel… bueno, empecé, me gustaba, me apunté a clases y al mes 2 me enteré de que estaba embarazada… y nunca más… sky de vez en cuando, no todos los años…
    Bueno, ni tal mal… algunos he probado, pero engancharme solo al sofing… en el 2018 no creo que me animé a ponerme objetivos deportivos, que seguro no los cumplo 😂😂😂

    1. Pues aunque mi historial es amplio, como verás, pocos éxitos. Eso si, ahora hago más deporte que en todos los anteriores años juntos. En fin, a la vejez, viruelas… Muchas gracias por pasarte, Regina

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.