EL CAFÉ DE LOS VIERNES Y LAS REIVINDICACIONES Y LAS TOLERANCIAS

Hoy me gustaría comentar contigo lo que dice el título, ya que ayer fue un día de muchas o más bien una importante reivindicación.

Podría no darte mi opinión pero la verdad es que no me importa decir que estoy de acuerdo con todo lo planteado ayer (8 de marzo), aunque no vengo hoy a hablar de ello. Lo que me gustaría comentar  aquí es que  no puedo  con la falta de respeto al otro que no piensa como tú. He visto y leído verdaderas burradas de las dos partes, de las que hacían la huelga hacia las que no y las que no lo hacían hacia las que si. ¿Entonces? ¿Donde está la libertad para hacer lo que uno quiera? Y en concreto: ¿A ti en que te afecta lo que piense el otro? ¿A ti que más te da?

Lo de que somos muy tolerantes está muy bien y es muy moderno pero es una mentira como una casa. Enseguida todo nos afecta, todo nos duele, todo nos toca … vamos, que tenemos la piel muy fina. Yo debo ser muy pasota porque no me tomo las cosas tan personales aunque todo tiene un límite.

Creo que es más sano que te resbale el pensamiento de los demás que que te afecte tanto. Es que al final no te puedes sentir aludido por todo porque te revienta la cabeza.

Tengo un grupo de whatssap en el que se dicen cosas que -por decirlo finamente- no son muy políticamente correctas en algunos mensajes, la verdad. Llegado a un punto y en una determinada situación hubo gente que se salió del grupo. Genial, es tu opción, pero no es una opción de tolerancia.

Una opción de tolerancia es quedarte, discutir si llega el caso sobre el tema y ver lo que opinan los demás. TODOS. Y si no te gusta, te aguantas, porque eso – para mi al menos – es ser tolerante. Porque estar de acuerdo con tu opinión es lo fácil. Lo difícil es capear con opiniones que no son de tu cuerda y tragártelas. Por supuesto, con el límite de no perder a nadie el respeto. Eso es lo intolerable.

Si hay de algo de lo que soy abanderada es del vive y deja vivir. Eso, para mi, es lo fundamental. Dirás que no me mojo mucho. Efectivamente. No me mojo nada. Pero es que no lo necesito. Hay veces que estoy de acuerdo con una cosa y veces que estoy de acuerdo con otra. Bastante lío tengo con mis opiniones y pensamientos como para pensar en las de los demás.

A ver, que criterio tengo, pero nunca jamás se me ocurriría imponer mi forma de pensar sobre otras personas. Entre otras cosas porque creo que es mucho más divertido e interesante que cada uno piense de una manera.

Desde luego que hay situaciones (rememorando lo que se escuchó ayer) intolerables, pero eso no es opinable. Lo que afecta a los derechos de los demás no se toca. Y punto. Y quererlo justificar te hace perder razón.

Y hoy… tocaba esto. Igual estás hasta la peineta de oir cosas como estas pero creo que ayer fue un día muy importante, y como nuestro diario que es este blog, me apetecía que quedara constancia aquí.

 

 

Una respuesta a “EL CAFÉ DE LOS VIERNES Y LAS REIVINDICACIONES Y LAS TOLERANCIAS”

  1. A mi lo que mas me gustaría es que la gente, en general, opinara trás leer, informarse, preguntar a un lado y a otro. Y entonces opinar con una base, con un fundamento… Ayer leía barbaridades en contra del feminismo, por parte de mujeres. Y el caso, es que algunas de ellas bien conocidas por mi. Mujeres, que han tenido una infancia de maltrato, de machismo, de tener que salir corriendo de casa por ser mujer… Mujeres que están en casa oprimidas por el sistema, criando hijos porque no han tenido mas oportunidades, o cuando las han buscado, no han tenido manera…
    Ayer me emocioné con los hombres. Me emocionó su compañía, su apoyo. La ilusión de muchos de ellos por ver los cambios, para sus mujeres, para sus hij@s, sus niet@s. Sin los hombres, el feminismo no tiene sentido. Si no formamos equipo de verdad, no cambiaremos nada.
    Pero ayer algo cambió. Y por primera vez me sentí participe de ello.
    Buen fin de semana. me ha encantado el café 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.