PECHUGAS DE POLLO RELLENAS

Hacía mucho que no os traíamos una receta de «madres apañadas». Como os contamos aquí, aquí y aquí, son recetas que hemos visto hacer a nuestra madre fáciles y sin una larga perorata como explicación, porque no se vosotras pero a nosotras, vemos un testamento de receta y se nos quitan las ganas de hacerla. 
A si que, vamos a ella. Estos son los ingredientes:

Una vez tengais las pechugas, montais una sobre otra con el jamon york o pavo y el queso dentro, tipo bocadillo y luego las amortajais a lo Tutankamon

Las freís con un poquito de aceite, nada, vuelta y vuelta. Si no quereis que se peguen, mejor es que las paseis un poquito por harina o maicena. Aquí no lo hicimos.

Acompañáis con un poco de cebolla cortadita (solemos añadir un poco de azúcar y sal, para que quede un poquito caramelizada).

Es momento de añadir el ingrediente estrella: El zumo de naranja

Una vez fritas las pechugas con la cebollita añadimos el zumo y solo tiene que hacer chup-chup durante 5 minutos.

Y tenéis el plato listo. Ah!! Quitad las cuerdas para comerlo (que nos conocemos)

Vamos, más fácil, imposible, no??? Pues ya teneis segundo plato.. Os animais??

Por hoy nada más. El viernes os esperamos al café… Bsss

Gracias por tu suscripción

2 respuestas a “PECHUGAS DE POLLO RELLENAS”

  1. Con zumo de naranja!? No se me hubiese ocurrido nunca, así que me lo apunto ahora mismo.
    Feliz semana!

  2. Pues pruebalo, Ruth. Está riquísimo. Un beso fuerte y feliz semana para ti también!!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.